Abogados Especialistas en Sociedades Mercantiles

abógalo | Abogados Especialistas en Sociedades Mercantiles, en Derecho de Sociedades y Asesoramiento Legal y Jurídico a empresas

Una empresa sin un buen asesoramiento legal proporcionado por abogados especialistas en sociedades mercantiles es menos eficiente económicamente y más vulnerable

Open Bufete

  • Nuestra prioridad eres tú
  • Garantizamos la excelencia profesional
  • Eliminamos lo superfluo
  • Ofrecemos precios competitivos
  • Transparencia y claridad en nuestra actuación

 Materias Básicas de abógalo | Abogados Especialistas en Sociedades Mercantiles:

La complejidad de las obligaciones internas de la empresa va en aumento, lo que hace imprescindible un exhaustivo conocimiento de las normas que regulan su funcionamiento en cada momento. En abógalo somos abogados especialistas en sociedades mercantiles, ya que un buen asesoramiento en derecho de sociedades en la empresa es esencial para lograr su objeto social de forma más eficiente y con mayor seguridad jurídica, y, evidentemente, para obtener un mayor rendimiento económico.

En abógalo proporcionamos asesoramiento en las materias propias que se regulan en el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, lo que se conoce como Derecho de sociedades: Constitución de sociedades; reforma de estatutos y reglamentos internos; ampliación y reducción del capital social; venta o gravamen de acciones, participaciones sociales o cuotas. Pactos entre socios; elección de órganos de administración; procesos de reestructuración empresarial (fusiones, escisiones, cesiones globales de activos y pasivos).

Materias Complementarias de abógalo | Abogados Especialistas en Sociedades Mercantiles

Desde abógalo hemos detectado que las preocupaciones legales más frecuentes de los empresarios giran en torno a cuestiones que le proporcionan inseguridad debido a la naturaleza variada y cambiante de la incesante renovación del marco jurídico. Tener una visión amplia de todas las normas que intervienen en el mundo empresarial y que proporciona abógalo supone una garantía de eficacia y eficiencia corporativa en los siguientes aspectos:

1.- Cuestiones relacionadas con el mercado laboral a raíz de las recientes y sucesivas reformas. Ahora el mercado laboral es menos rígido, lo que no significa que esté plenamente liberalizado. Una actuación errónea de la empresa con un trabajador puede provocar más de un disgusto además de un importante quebranto económico.

2.- Supuestos de responsabilidad de los administradores por mala gestión de la sociedad. Con la crisis actual y debido a los resultados negativos de muchas sociedades es habitual que se busque la responsabilidad en el administrador, que puede llegar a extenderse a su patrimonio personal si se cumplen determinados supuestos de la Ley de Sociedades de Capital, Ley General Tributaria (derivación de responsabilidad tributaria) o Ley General de la Seguridad Social (derivación de responsabilidad), entre otras.

3.- Por la misma razón que la anterior, otra de las grandes preocupaciones son las situaciones de insolvencia, transitoria o definitiva, de la sociedad que puede acabar con la calificación culpable de un concurso de acreedores.

4.- El impagos de los deudores puede suponer el principio del fin de un proyecto empresarial. En estos casos la prevención con los clientes es lo más importante. Se han de extremar las precauciones a la hora de limitar los riesgo de las operaciones comerciales, y para ello es necesario que se tomen las debidas cautelas jurídicas en los contratos que se suscriban, se consulte la situación patrimonial del cliente, se exijan garantías complementarias como avales, seguros de caución o de crédito por ejemplo.

5.-La protección del patrimonio de los empresarios sin llegar a incurrir en figuras delictivas de alzamiento de bienes.

6.- Responsabilidad penal de las personas jurídicas. La empresa siempre será responsable de los delitos que se cometan en su seno por trabajadores siempre que no hubiese existido el control debido.

7.- Cobro de deudas de las Administraciones Públicas. Se puede acudir a la jurisdicción contenciosa administrativa para forzar a la administración a efectuar el pago en un procedimiento de reclamación de deudas.

Recuerde, si tiene una empresa, abógalo le puede ayudar a ser más eficiente