Delitos contra el Patrimonio

ABOGADOS EN DELITOS DE ROBO, HURTO, ESTAFAS, APROPIACIONES INDEBIDAS, INSOLVENCIAS, ALZAMIENTO DE BIENES Y DAÑOS EN LAS COSAS

Nuestros abogados intervienen con eficacia desde los delitos de robo o hurto más básicos hasta en complejos alzamiento de bienes, apropiaciones indebidas y en las estafas más elaboradas

El incremento de este tipo de delitos en los últimos años como consecuencia de la crisis económica ha proporcionado a nuestros abogados una amplia experiencia que dota de un alto valor añadido en cada una de sus actuaciones, especialmente en aquellas relacionadas con defraudaciones (estafas y apropiaciones indebidas), insolvencias punibles (alzamiento de bienes) y delitos societarios.

Open Bufete

  • Nuestra prioridad eres tú
  • Garantizamos la excelencia profesional
  • Eliminamos lo superfluo
  • Ofrecemos precios competitivos
  • Transparencia y claridad en nuestra actuación

Defraudaciones: Estafa y Apropiación indebida

Señala el artículo 248.1 del Código Penal que “cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndole a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno”.

Por tanto, en cualquier estafa para que sea calificada como tal deben coincidir, engaño, error, disposición económica y perjuicio. En el momento en que falte alguno de estos elementos estaremos ante otra figura, pero no una estafa.

En muchos casos se tiende a confundir al estafa con la apropiación indebida. El artículo 252 del Código Penal señala que cometen delito de apropiación indebida los que “en perjuicio de otro se apropiaren o distrajeren dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble o activo patrimonial que hayan recibido en depósito, comisión o administración, o por otro título que produzca obligación de entregarlos o devolverlos, o negaren haberlos recibido”. Vemos que para la apropiación indebida no se exige engaño y error, pero sí que el que realiza el delito haya recibido la cosa, normalmente dinero, por algún tipo de contrato de depósito, comisión o administración. Por ejemplo, el secretario de una comunidad de propietarios que se queda con dinero de la comunidad cometería delito de apropiación indebida y no de estafa.

Será necesaria la intervención de un abogado especialista para discriminar si nos encontramos ante una estafa o ante una apropiación indebida.

Delito de Alzamiento de Bienes

El Código Penal protege el derecho de crédito que tiene el acreedor frente al deudor llegando a castigar penalmente su situación de insolvencia. Existen un conjunto de delitos bajo este paraguas, pero de modo general se puede afirmar que, una vez que el deudor haya contraído deudas, si realiza cualquier acto para evitar pagarlas (vender propiedades, hipotecarlas, etc.) estará cometiendo el delito de alzamiento de bienes.

Normalmente estas figuras delictivas están vinculadas a la de los testaferros profesionales u hombres de paja, personas que prestan su nombre en negocios que son, en realidad, de otra persona -normalmente el deudor que quiere evitar pagar-. La investigación por un abogado especializado del patrimonio previo del deudor será una tarea fundamental para saber si se produce o no dicho delito, así como saber si nos encontramos ante testaferros.

Si estas interesado en una información más detallada sobre las modalidades de alzamiento de bienes, las penas, los requisitos o el plazo de prescripción puedes acceder a través de este enlace a un post dedicado exclusivamente a esta figura.

Delitos cometidos por los Administradores Sociales de una entidad: delitos societarios

En este punto nos encontramos con conductas como falsear cuentas anuales u otros documentos que reflejan la situación económica de una sociedad, cooperativa, mutua, entidad financiera, fundación o cualquier entidad que intervenga en el mercado. Imponer acuerdos abusivos o lesivos a los socios, obstaculizar tareas de inspección o supervisión o la administración social fraudulenta.

Existen elementos comunes entre administración social fraudulenta, la estafa y la apropiación indebida que hace precisa la intervención de abogados especialistas para determinar si nos encontramos ante una u otra figura.